Nueva Ley que le permite a las personas declararse en Insolvencia

Nueva Ley que le permite a las personas declararse en Insolvencia

08

        Para que te quede más claro qué pasos debes dar para poder optar a esta solución a tus problemas de endeudamiento, explicaremos qué hacer en seis sencillos pasos:

¿Qué requisitos debe cumplir una persona para declararse en quiebra o acogerse a esta ley?

Requisitos para el procedimiento de renegociación de persona deudora:

1. a) Tener 2 o más obligaciones (deudas) vencidas:

Por más de 90 días corridos,
• Actualmente exigibles,
• Que provengan de obligaciones distintas, y
• Que sumen en total más de 80 Unidades de Fomento.

1. b) No debe haber sido notificada de una demanda de liquidación forzosa o de cualquier otro juicio ejecutivo iniciado en su contra, que no sea de origen laboral.

Para la liquidación de persona deudora y de empresa, o para la reorganización, el único requisito es ser insolvente. No hay exigencias para someterse al procedimiento salvo la insolvencia, la que se entiende que si existe si tengo dos o más deudas morosas.

¿Qué tipo de mecanismos de solución estipula la ley para las personas en esta situación?

   Para las personas deudoras la ley contempla el procedimiento de renegociación y liquidación de persona deudora. Sin embargo esta ley también beneficia a pequeñas y medianas empresas, a través del procedimiento de reorganización y liquidación de empresas deudoras.

      En el caso de personas naturales, la liquidación es un procedimiento judicial que tiene por finalidad la liquidación rápida y eficiente de los bienes de la Persona Deudora, con el objeto de propender al pago de sus acreedores. Mientras que la liquidación de empresa es un procedimiento judicial que tiene por finalidad la liquidación rápida y eficiente de los bienes de la Empresa Deudora con el objeto de propender al pago de sus acreedores cuando ésta no es viable. Ahora cuando la empresa es viable, la Reorganización de empresa es la alternativa y esta consiste en un procedimiento judicial, que tiene por finalidad la reestructuración de los pasivos y activos de la Empresa Deudora.

¿El trámite se hace de manera personal? ¿Dónde lo hago? ¿Presencial, vía web?

    Las personas deudoras y que cumplan con los requisitos para la renegociación deben concurrir directamente a la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento para someterse a un procedimiento administrativo y gratuito. Aquí, la Superintendencia actúa como facilitadora de acuerdos entre la Persona Deudora y sus acreedores. Este procedimiento tiene por finalidad la renegociación de las obligaciones del deudor o la ejecución de sus bienes para el pago de sus obligaciones vigentes.

¿Se termina pagando todo lo que debo o pueden haber condonaciones de deudas?

       Con la liquidación con la realización de los bienes se pagan las deudas y por lo tanto no quedan deudas pendientes. Ahora, con el procedimiento de renegociación de persona deudora, como la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento actúa como mediador, los acreedores de la persona deudora en este acuerdo de renegociación pueden rebajar intereses, condonar intereses, extender el plazo para el pago e inclusive rebajar el capital.

¿Qué pasa con mi Dicom tras realizada esta gestión?

      Una vez que el procedimiento termina y como las deudas de una persona se encuentran renegociadas o liquidadas; dependiendo del procedimiento al que la persona se acoja, las deudas se eliminan de Dicom y de cualquier otro registro. La misma ley establece la rehabilitación financiera del deudor eliminando cualquier antecedente de morosidad.

¿Puedo acogerme a esta ley si soy pyme? ¿cómo opera en este caso?

           Efectivamente esta ley está hecha no solo para las personas deudoras, sino que también para las empresas deudoras, por lo que como empresa puedo someterme a la reorganización o a la liquidación.

        En el caso de la reorganización de empresa la ley posibilita la reorganización de empresas aún viables, a través de mecanismos para la reestructuración de sus deudas y cancelarlas gracias a un acuerdo suscrito entre las empresas y sus acreedores, procedimiento que es llevado por un veedor.
          Además, las Pymes cuentan con el artículo undécimo de la Ley 20.416 (Estatuto Pyme) que sumado a la protección financiera concursal de esta ley, podrían entregar hasta 180 días de suspensión de los embargos, remates y juicios pendientes, y así preparar tranquilo la reorganización. De no ser viable la empresa puede someterse al procedimiento de liquidación, entregando los bienes de la empresa para su remate y de esa manera se pagan las deudas, de quedar saldos esos son remitidos y se extinguen los saldos, habilitándose a la empresa deudora.

Si tiene consultas respecto de los temas comentados en
esta alerta, puede contactar a los siguientes contacto regular en JS Abogados.cl 

Nota:
La información contenida en esta Publicación fue preparada por JS Abogado.cl, sólo para fines educativos e informativos y no constituye asesoría legal.

Fuente: Emol.com  y Publimetro.