Consultoría a Persona Natural

Consultoría a Persona Natural

303

  TE PROTEGEMOS :

   En JS Abogados.cl  se caracteriza por brindar un servicio de excelencia a un precio competitivo a las personas que recurren buscando una solución clara, oportuna y definitiva a sus problemas legales.

Este estudio jurídico siempre busca la alternativa más conveniente para el cliente, resguardando íntegramente sus intereses y confidencialidad.

El cliente es informado constantemente de todo el proceso por lo que está siempre en conocimiento de los avances de sus causas.

En JS Abogados.cl se forja relaciones al largo plazo, y por lo mismo, las personas que se atienden recomiendan a este estudio jurídico al terminar sus trámites, pues quedan contentas con el servicio de calidad que se les brinda.

Algunos de los servicios a los que pueden optar las personas son los siguientes:

  1. Derecho Civil
  2. Derecho Comercial
  3. Derecho de Familia
  4. Derecho Arbitral
  5. Derecho Laboral
  6. Derecho Penal
  7. Derecho Bancario, Riesgo y Cobranza
  8. Insolvencia y Reemprendimiento
  9. Marcas INAPI
  10. Asesoramiento Integral de Empresas
  11. Derecho Inmobiliario
  12. Corretaje de Propiedades

Nueva Ley que le permite a las personas declararse en Insolvencia

Nueva Ley que le permite a las personas declararse en Insolvencia

08

        Para que te quede más claro qué pasos debes dar para poder optar a esta solución a tus problemas de endeudamiento, explicaremos qué hacer en seis sencillos pasos:

¿Qué requisitos debe cumplir una persona para declararse en quiebra o acogerse a esta ley?

Requisitos para el procedimiento de renegociación de persona deudora:

1. a) Tener 2 o más obligaciones (deudas) vencidas:

Por más de 90 días corridos,
• Actualmente exigibles,
• Que provengan de obligaciones distintas, y
• Que sumen en total más de 80 Unidades de Fomento.

1. b) No debe haber sido notificada de una demanda de liquidación forzosa o de cualquier otro juicio ejecutivo iniciado en su contra, que no sea de origen laboral.

Para la liquidación de persona deudora y de empresa, o para la reorganización, el único requisito es ser insolvente. No hay exigencias para someterse al procedimiento salvo la insolvencia, la que se entiende que si existe si tengo dos o más deudas morosas.

¿Qué tipo de mecanismos de solución estipula la ley para las personas en esta situación?

   Para las personas deudoras la ley contempla el procedimiento de renegociación y liquidación de persona deudora. Sin embargo esta ley también beneficia a pequeñas y medianas empresas, a través del procedimiento de reorganización y liquidación de empresas deudoras.

      En el caso de personas naturales, la liquidación es un procedimiento judicial que tiene por finalidad la liquidación rápida y eficiente de los bienes de la Persona Deudora, con el objeto de propender al pago de sus acreedores. Mientras que la liquidación de empresa es un procedimiento judicial que tiene por finalidad la liquidación rápida y eficiente de los bienes de la Empresa Deudora con el objeto de propender al pago de sus acreedores cuando ésta no es viable. Ahora cuando la empresa es viable, la Reorganización de empresa es la alternativa y esta consiste en un procedimiento judicial, que tiene por finalidad la reestructuración de los pasivos y activos de la Empresa Deudora.

¿El trámite se hace de manera personal? ¿Dónde lo hago? ¿Presencial, vía web?

    Las personas deudoras y que cumplan con los requisitos para la renegociación deben concurrir directamente a la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento para someterse a un procedimiento administrativo y gratuito. Aquí, la Superintendencia actúa como facilitadora de acuerdos entre la Persona Deudora y sus acreedores. Este procedimiento tiene por finalidad la renegociación de las obligaciones del deudor o la ejecución de sus bienes para el pago de sus obligaciones vigentes.

¿Se termina pagando todo lo que debo o pueden haber condonaciones de deudas?

       Con la liquidación con la realización de los bienes se pagan las deudas y por lo tanto no quedan deudas pendientes. Ahora, con el procedimiento de renegociación de persona deudora, como la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento actúa como mediador, los acreedores de la persona deudora en este acuerdo de renegociación pueden rebajar intereses, condonar intereses, extender el plazo para el pago e inclusive rebajar el capital.

¿Qué pasa con mi Dicom tras realizada esta gestión?

      Una vez que el procedimiento termina y como las deudas de una persona se encuentran renegociadas o liquidadas; dependiendo del procedimiento al que la persona se acoja, las deudas se eliminan de Dicom y de cualquier otro registro. La misma ley establece la rehabilitación financiera del deudor eliminando cualquier antecedente de morosidad.

¿Puedo acogerme a esta ley si soy pyme? ¿cómo opera en este caso?

           Efectivamente esta ley está hecha no solo para las personas deudoras, sino que también para las empresas deudoras, por lo que como empresa puedo someterme a la reorganización o a la liquidación.

        En el caso de la reorganización de empresa la ley posibilita la reorganización de empresas aún viables, a través de mecanismos para la reestructuración de sus deudas y cancelarlas gracias a un acuerdo suscrito entre las empresas y sus acreedores, procedimiento que es llevado por un veedor.
          Además, las Pymes cuentan con el artículo undécimo de la Ley 20.416 (Estatuto Pyme) que sumado a la protección financiera concursal de esta ley, podrían entregar hasta 180 días de suspensión de los embargos, remates y juicios pendientes, y así preparar tranquilo la reorganización. De no ser viable la empresa puede someterse al procedimiento de liquidación, entregando los bienes de la empresa para su remate y de esa manera se pagan las deudas, de quedar saldos esos son remitidos y se extinguen los saldos, habilitándose a la empresa deudora.

Si tiene consultas respecto de los temas comentados en
esta alerta, puede contactar a los siguientes contacto regular en JS Abogados.cl 

Nota:
La información contenida en esta Publicación fue preparada por JS Abogado.cl, sólo para fines educativos e informativos y no constituye asesoría legal.

Fuente: Emol.com  y Publimetro.

Cobranza Judicial y Extrajudicial

Cobranza Judicial y Extrajudicial

06

      Lo que debes saber -Cobranza Judicial y Extrajudicial

Cobranza y deuda

    Es importante que entendamos dos conceptos que se repetirán a lo largo de este artículo: cobranza y deuda. Veamos qué significa cada uno a continuación:

– Cobranza es el proceso a través del cual una persona o empresa busca recuperar su dinero, es decir que le paguen, por la compra de un producto que vendió o por algún servició que prestó.
– Deuda es la obligación que tiene una persona o empresa de pagar por un producto o un servicio en un plazo determinado

Dicho estos y antes de seguir avanzando, es importante conocer los 2 tipos de deudas que existen y que ya mencionamos:

Deuda por vencer: como su nombre lo indica es una deuda activa, que se produce inmediatamente después de comprar un producto o recibir un servicio y dura hasta que llegue el plazo comprometido para pagar.
Deuda morosa: Es la deuda que ya venció y comienza una vez que pasa la fecha comprometida para pagar por un producto o servicio.

Atentos a la deuda morosa que será la active el proceso de cobranza y por la que muchos de ustedes llegaron a este artículo.

¿Cuándo se inicia el proceso de cobranza?

      El proceso de cobranza puede comenzar antes de que se venza el plazo de pago (deuda por vencer) y continuar de manera más fuerte una vez que vence el plazo de pago (deuda morosa). Las empresas tienen distintos métodos para presionar al deudor, incluso antes de que se encuentre en un estado de morosidad. Te explicamos en detalle a continuación.

¿Cómo es el proceso de cobranza?

Entendimos ya que si una persona tiene un compromiso u obligación de pagar por un objeto o servicio tiene una deuda (deuda por vencer) y si no paga en el tiempo establecido tiene una deuda morosa. Ahora la empresa para lograr que se pague esta deuda tiene 3 posibilidades:

  • Realizar una Cobranza Preventiva
  • Realizar una Cobranza Extrajudicial
  • Realizar una Cobranza Judicial
  • Cobranza Preventiva

        Es el método que tienen las empresas para recordar a los compradores que deben pagar su deuda y que el plazo se está agotando. La cobranza preventiva es una cobranza que comienza antes de que se venza el plazo de pago, es decir durante la deuda por vencer.

Imaginemos que compro un computador con un plazo de pago de 60 días. El día 45 la empresa podría empezar una cobranza preventiva, avisando a su deudor que en 15 días se vencerá el plazo de la deuda.

¿Qué métodos pueden usar las empresas en una cobranza preventiva?

Las empresas pueden realizar llamados telefónicos, enviar mensajes de textos y enviar estados de cuentas (cartas). Este último método es el más usado en la Cobranza Preventiva, sobre todo cuando las deudas tienen relación a las tarjetas de crédito.

Cobranza Extrajudicial

      Luego de la Cobranza Preventiva viene la Cobranza Extrajudicial. ¿Qué es la Cobranza Extrajudicial? son todas las herramientas que tiene una empresa para recuperar su dinero sin ir a juicio, es decir, sin iniciar una demanda en contra del deudor.

¿Cuándo comienza la Cobranza Extrajudicial?

Generalmente la Cobranza Judicial comienza 21 días después de que se venció la deuda.

¿Qué métodos pueden usar las empresas en una Cobranza Extrajudicial?

Pueden realizar llamados telefónicos, enviar cartas o visitar al deudor en su casa o trabajo. En cualquiera de los 3 casos, el fin es informar a la persona morosa que tiene una deuda y lograr que se pague.

¿No es un poco invasivo para la persona que tienen la deuda?

Sí, es invasivo, pero la Ley es clara en este sentido.

Las empresas están en su derecho de exigir el pago de las deudas, pero la forma en que se realicen estas cobranzas no debe causar daños ni interrumpir la privacidad de los deudores.

¿Qué quiere decir esto? Que se puede cobrar, pero la cobranza no debe afectar la vida del deudor. Veamos ejemplos concretos:

  •       Sí, se pueden realizar llamados telefónicos, pero éstos solo pueden ser de de lunes a sábado entre las 8:00 y las 20:00 horas. Si te interrumpen en otro horario están infringiendo la ley.
  •       No pueden por ningún motivo notificar de la deuda a terceras personas. Tu deuda es tuya, es de conocimiento privado, tus jefes, amigos o familiares no tienen porque enterarse.
  • No se pueden enviar escritos que aparenten escritos judiciales. Muchas empresas envían cartas que aparentan ser demandas pero no lo son. Este recurso se utiliza para asustar a los deudores y realizar una cobranza efectiva, pero esta fuera de la Ley.
  • Por último no se puede afectar la funcionalidad normal del hogar o del trabajo del deudor. Aquí hay que aclarar que sí se puede cobrar en la casa o en el trabajo, siempre y cuando no se afecte su relación laborales o de familia. Veamos un ejemplo. Si te llaman 15 veces al día de la misma empresa para cobrarte, entonces sí están afectando la normalidad de tu vida y es un delito.

Si pago mi deuda durante una cobranza extrajudicial se acaba el proceso y las empresas deben terminar de forma inmediata cualquier presión, pero si sigo sin pagar mi deuda pasamos a otra etapa: La Cobranza Judicial. Te la explicamos a continuación.

Cobranza Judicial

           Es la última opción que usan las empresas para recuperar su dinero. No existe un plazo exacto, pero en general la Cobranza Judicial comienza a los 90 días que se venció el plazo de la deuda. Si organizamos todo lo visto en un esquema quedaría así:

  1. Cobranza Preventiva: comienza antes de que se venza la deuda
  2. Cobranza Extrajudicial: comienza 21 días después de que se venció la deuda
  3. Cobranza Judicial: comienza 90 días después de que se venció la deuda

Ahora bien ¿Qué es la Cobranza Judicial? Es una demanda que realiza la empresa al deudor. La empresa ve que el deudor no está pagando y que ya ha pasado un plazo razonable para cancelar lo que le deben, y por lo tanto acude a tribunales para iniciar un juicio en contra de la persona morosa.

       Si pagamos lo adeudado (con sus respectivos intereses y honorarios), la Cobranza Judicial termina de forma inmediata y todas las acciones judiciales que existían en contra del deudor desaparecen, pero si no pago puede haber consecuencias graves para el deudor.

Intereses y honorarios de la deuda

     Sobre los intereses y honorarios recién mencionados, hay que aclarar un par de puntos. Cuando yo compro un producto y no pago, mi deuda sube de precio y aumenta su valor. ¿Qué quiero decir con esto? Que ya no solo pagaré lo que me costó el producto si no también algunos costos asociados:

Precio original: el valor que tenía el producto cuando lo compré

Intereses: Es el costo de mi deuda, que por contrato con la empresa que me prestó el servicio o me vendió el producto, aumenta considerablemente si no pago.

Costas: los gastos que tuvo que incurrir la empresa a la que le compre el producto durante la cobranza judicial. Estos son los gastos procesales de la demanda y el honorario para el abogado que tomó el caso. Sí, es así como leen, estos gastos corren por cuenta del deudor.

¿Qué puede pasar si me demandan (Cobranza Judicial) y no pago mi deuda?

      Ahora viene la parte más grave: las consecuencias del no pago. Si no cancelo lo que le debo a la empresa que me vendió el producto o me prestó el servicio esto puede pasar:

Notificación de la demanda: lo primero que ocurrirá es que irá un receptor judicial a tu casa a avisarte que tienes una demanda.

Embargo de bienes: si no cancelo lo adeudado o no aclaro mi situación, irá un receptor judicial a tu casa y tomará nota de todas tus cosas.

Retiro de bienes: Luego del embargo vendrá el retiro. Se llevarán tus bienes.

Remate de bienes: El tercer paso será el remate. Venderán tus cosas al mejor postor para así saldar tu deuda.

Boletín comercial: Por último tus registros quedarán manchados. Tu nombre y deudas serán registrados en uno de los 3 boletines comerciales que existen y no serás una persona apta para recibir créditos, tener cuenta corriente, sacar tarjeta de crédito etcétera.

¿Puedo ir a la cárcel por una deuda?

La respuesta es sí, pero no quiero que se alarmen. Sí, es cierto, se puede ir a la cárcel por una deuda, pero SOLO en el caso que se proteste un cheque por montos sobre las 400 UTM (al día de hoy un valor aproximado de 18 millones de pesos).

Aclaremos. No es que vayas a la cárcel si tienes una deuda de $18 millones, puedes ir a la cárcel si te protestan un cheque por este valor. Un protesto de cheques ocurre cuando el cheque que fue entregado no tiene fondo en el banco.

Este punto (ir a la cárcel por una deuda) es muy poco común y ocurre casi exclusivamente entre empresas y no personas naturales. No se preocupen.

¿Cómo detener la cobranza judicial?

No quiero llegar hasta este punto ¿Puedo frenar una demanda por deudas? Sí. Puede llegar a un con acuerdo con la empresa en la que se establecen nuevos plazos y condiciones de pago (repactar). Con esto se elimina la demanda y se da por pagda la deuda anterior (nace una nueva deuda).

¿Puede una empresa ir directo a la Cobranza Judicial y saltarse la Cobranza Extrajudicial?

Sí, puede, pero generalmente no lo hace porque los gastos de la cobranza judicial son mucho mayores que los de la cobranza extrajudicial. Ir a juicio es mucho más caro que buscar métodos alternativos de pago.

 Si tiene consultas respecto de los temas comentados en
esta alerta, puede contactar a los siguientes contacto regular en JS Abogados.cl

 Nota:
La información contenida en esta Publicación fue preparada por JS Abogados.cl , sólo para fines educativos e informativos
y no constituye asesoría legal.

 

Prescripción de deudas

Prescripción de deudas

05

           Todo lo que debes saber –Prescripción de deudas:

      Lo primero que hay que entender es que en Chile las deudas no prescriben, lo que prescribe es el derecho que tiene una empresa o persona de cobrar una deuda.

  ¿Qué significa esto? Que después de un tiempo determinado, la empresa o persona con la que tengo la deuda, no podrá cobrarme porque se venció o prescribió el plazo para iniciar la acción de cobro.

¿Qué deudas o documentos prescriben?
En Chile existen 4 tipos de documentos que prescriben:

• Los pagarés
• Los cheques
• Las letras
• Deudas generales

Antes de ver cuando vencen o prescriben, es importante que entendamos de qué se trata cada uno.
¿Cuándo prescribe cada documento?

Prescripción de pagarés; Estos prescriben después de 1 año desde la primera cuota impaga. Veamos un ejemplo. Compré un producto en 12 cuotas. Todo iba bien hasta que quedé sin trabajo y la cuota número 7 no pude pagarla. Pasado 1 año desde que dejé de pagar esa cuota la deuda prescribe, es decir que la empresa no me puede cobrar.

Prescripción de Cheques; Prescriben pasado 1 año desde que fue el protesto. Imaginemos que entregué 12 cheques por la compra de un departamento. Todos los meses la inmobiliaria fue cobrando los cheques, hasta que en el número 7 se encontraron con la sorpresa de que mi cuenta no tenía fondos. Me protestarán el cheque, pero pasado 1 año de ese protesto, la deuda vencerá o mejor dicho vencerá el plazo en que me pueden cobrar.

Prescripción de Letras de Cambio; Como ya dijimos las letras son un documento casi extinto, pero si se llegarán a usar, prescribirían después de 1 año desde que se venció la letra. Si me hicieron un préstamo y la letra indicaba que yo el 5 de marzo de 2017 debía pagarla en su totalidad y no lo hice, entonces el 5 de marzo de 2018 la letra vencerá o en otras palabras vencerá el plazo en el que me pueden cobrar.

Prescripción de deudas generales; Las deudas vencen después de 5 años desde que surgieron. Imaginemos que tengo una deuda con una casa comercial. Venció el pagaré después de 1 año, pero aún tienen que pasar 4 años para que prescriba la deuda. En estos 4 años me pueden seguir cobrando.

¿De qué sirve que prescriba una letra, pagaré o cheque si la deuda sigue ahí? 

– Porque para cobrarte por la deuda deben demandarte, y cuando pasa el tiempo y prescribe uno de los otros documentos, es muy poco probable que las empresas vayan a juicio (es un juicio largo y caro).

¿Cuánto tiempo toma este proceso?

Una vez acudas a tribunales con los documentos que se necesitan, pasarán entre 3 y 6 meses para que se tome una decisión y aprueben o rechacen la prescripción de la deuda. Si está todo en orden, será positiva y se extinguirán las obligaciones de pagar o en otras palabras, de que la empresa me cobre.

¿Qué ocurre si tengo una demanda?

    Este punto es de suma importancia. Si la empresa a la que le debo me demanda se suspende inmediatamente el plazo de prescripción. ¿Qué quiere decir esto? Que los plazos mencionados antes para que prescriba la deuda no corren.
Pero no se asusten que este no es el fin del mundo. Muchas veces los juicios no llegan a ningún lado, ya sea porque habían pocos bienes para embargar, porque no encontraron al deudor o muchas otras razones. Si este es el caso (el juicio no termina), y han pasado 3 años, entonces se declara abandono del procedimiento y la deuda prescribirá.

¿Qué pasa si mi deuda prescribió pero me siguen cobrando?

Si te siguen cobrando debes alegar la prescripción. Esto significa ir a tribunales con los documentos necesarios para que prescriba la deuda.

¿Qué pasa si mi deuda prescribió pero sigo en DICOM?

Al igual que en el punto anterior hay que alegar la prescripción, esto significa ir a tribunales con los documentos necesarios para que prescriba la deuda y pueda salir del boletín comercial.

¿Me conviene esperar la prescripción y no pagar?

No, no conviene. Recuerda que si dejas de pagar comenzará un proceso de cobranza en el que te pueden demandar y embargar.

La prescripción conviene cuando tienes una deuda y ha pasado mucho tiempo sin que te notifiquen o cobren.

Si tiene consultas respecto de los temas comentados en
esta alerta, puede contactar a los siguientes contacto regular en JS Abogados.cl 

Nota:
La información contenida en esta Publicación fue preparada por JS Abogado.cl, sólo para fines educativos e informativos y no constituye asesoría legal.

Multas Impagas.-

Multas Impagas.-

02

    Cancelación de multas Impaga de tránsito en los Juzgados de Policía Local

 

         Las multas más comunes son las de tipo de multas de tránsito, que no son cursadas al infractor si no que son asignadas a la patente de un vehículo, las más comunes son las multas por TAG, ya sea por no tener dispositivo, no tener pase diario o circular con el dispositivo inhabilitado. Este tipo de multa constituye más del 90% de las multas de tránsito impagas en Chile.

       De lo expuesto toma relevancia cuando se procede a comprar un auto usado, debido a que pueden existir algunas multas impagas asociadas a su placa patente del vehículo, las que pueden ser transferidas al nuevo dueño.

         Tal situación se materializa tras lo dispuesto en la modificación normativa a fines del año 2014 de la Ley del Tránsito en su artículo 42, en donde se desprende que al tiempo de comprar un auto usado, las únicas multas que serán transferidas al nuevo dueño son aquellas que se encuentren anotadas en el Registro de Multas de Tránsito no pagadas al día en que se haga la transferencia de dominio del auto; es decir, en palabras simples cuando se inscriba el auto a nombre del nuevo dueño. Esto es una vez que se haga la transferencia de dominio del auto en una notaría, se exigirá el certificado de multas. Debido a que al firmar la transferencia del Autos se declaras hacerse cargo de las multas que se encuentren anotadas en ese certificado, las que inciden al momento de renovar el permiso de circulación del Auto.

         Un hito relevante a destacar en este tema seria, en el caso hipotético que al  día de hoy no se refleje multas para el vehículo en el registro de multas de tránsito no pagadas del Registro Civil, esto  no quiere decir que al día en que inscribas el auto a vuestro nombre el auto no tenga multas anotadas en el certificado que tendrás que hacer cargo de pagar. Esto se debe a que las multas de tránsito pasan por un largo proceso antes de que se anoten en el Registro Civil. Esto implica que puede haber multas que al día de hoy estén en camino de ser anotadas y que, por ejemplo, en un par de semanas aparezcan en el registro de multas de tránsito no pagadas. Al comprar un auto usado, tienes que preocuparte tanto de las multas anotas como de las multas por anotarse.

       La información entrega por el servicio de registro civil sobre las multas impagas de un auto, es una verdadera guía en cuanto a la recopilación unificada de de diferentes fuentes que datan o previenen de cualquier problema relacionado con multas impagas.  Donde se encuentra el valor de cada una de las multas que se encuentren anotadas en el registro de multas de tránsito no pagadas, junto con el valor de todas las multas impagas que se encuentran en riesgo de anotarse. Además de este informe permite determinar los tiempos de anotación de los distintos juzgados y municipalidades del país para entregarte una proyección del valor de todas las multas que pueden anotarse dependiendo del plazo en que hagas la transferencia del auto. Así, si por ejemplo planeas hacer la transferencia del auto en dos semanas sabrás el valor total de las multas que se tienen probabilidad de ser anotadas de aquí al día de la transferencia.

       De lo expuesto surge la pregunta ¿Qué hago si el vehículo que quiero comprar tiene multas impagas anotadas o por anotarse?, te recomendamos conversar con el dueño y discutir esta situación. Infórmale de que estás al tanto de las multas impagas que tiene el auto. Utilizando la  información brindada por el registro civil, a fin de negociar el precio de vehículo, ofreciendo hacerte cargo de las multas impagas por resolver. O puedes acordar que, independiente del precio que se acuerde, el propietario actual descuente el valor por el total de multas que se encuentren anotadas al día de la transferencia. Hay muchas maneras de resolver esta situación pero para eso es importante que manejes la información necesaria.

       Es del caso señalar que es posible que la multa impaga de un vehículo pueda prescribir, debido a que la normativa vigente establece que las multas impagas de un vehículo prescriben en un plazo, desde la fecha que son anotadas en el registro de multas para solicitar su prescripción . Normalmente cuando las multas prescriben son borradas de este registro a petición de la parte interesada previa tramitación. Por eso, cuando revises las multas impagas de un auto en el registro de multas, fíjate en la fecha de anotación y revisa que las multas aun estén vigentes de acuerdo a la ley.

Si tiene consultas respecto de los temas comentados en
esta alerta, puede contactar a los siguientes contacto regular en JS Abogados.cl

 Nota:
La información contenida en esta Publicación fue preparada por JS Abogados.cl , sólo para fines educativos e informativos
y no constituye asesoría legal.

Fuente:

  • Ley del Transito